Por que el mundo de hoy necesita más relaciones comerciales ‘solidarias’
Commitments

L’Oréal tiene una ambición para 2020: facilitar el acceso a un empleo digno a más de 100 mil personas en situación de vulnerabilidad.

Solidarity sourcing

Javier y Rodolfo son ejecutivos mexicanos expertos en Logística y comercio internacional, su compañía, FH Logistics, ha trabajado por varios años con L’Oréal brindando diferentes servicios a sus unidades de negocio. La relación comercial entre ambas compañías se transformó en 2013 cuando L’Oréal invitó a su proveedor a formar parte del piloto de un nuevo programa de responsabilidad social, llamado Solidarity Sourcing, con el objetivo de conformar el 10% de su fuerza laboral por personas con discapacidad.

“En 2013 nos plantearon este reto, porque ha sido un reto para nosotros, y en 2014 pudimos desarrollarlo y presentarlo. En ese momento no sabíamos que íbamos a formar parte de la historia de este programa para una empresa tan importante como L’Oréal. Hoy, estamos muy satisfechos y queremos participar en nuevos retos”, comenta Rodolfo.

En agosto de 2018 otros 50 proveedores estratégicos de L’Oréal en Latinoamérica se sumaron a Javier y Rodolfo, y aceptaron el ‘reto’ durante el lanzamiento oficial del programa Solidarity Sourcing, en la Ciudad de México.

Un esfuerzo integral

Solidarity Sourcing no es un proyecto aislado, sino que hace parte del gran compromiso de L’Oréal en materia de sustentabilidad: Sharing Beauty With All (SBWA).

Lanzado en 2013, Sharing Beauty With All tiene como objetivo transformar la empresa para que pueda tener un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. En consecuencia, L'Oréal se ha fijado objetivos concretos para 2020, que abarcan todo tipo de impactos e involucran a todos los equipos: desde el diseño del producto hasta la distribución del producto, incluido el proceso de producción y el suministro de ingredientes.

Uno de estos objetivos es precisamente brindar acceso al empleo a personas de comunidades vulnerables -quienes normalmente no tendrían acceso a un empleo digno y formal -, a través de diferentes iniciativas, como lo es el proyecto Solidarity Sourcing.

“El objetivo del Grupo a nivel global para 2020 es tener 100,000 beneficiarios, como resultado de todos sus programas. Considerando que el negocio de nuestra región representa un 5% del negocio total de L’Oréal, nuestro objetivo es tener una cantidad proporcional de beneficiarios en los dos próximos años a través de Solidarity Sourcing”, explica Jerome Courtaigne, Director de Compras para Hispanoamérica y líder del proyecto.

Un impacto a largo plazo es un esfuerzo colectivo

En concreto, Solidarity Sourcing surgió en 2010 a nivel global y, desde su inicio, ha tenido como norte el trabajar de la mano de sus proveedores estratégicos para incrementar el impacto de su ambición de brindar acceso al empleo.

Gracias a esta labor en conjunto en 2017, a nivel global, se consiguió emplear a más de 48 mil personas. En 2018 L’Oréal Latinoamérica se suma a este esfuerzo integrando a sus proveedores estratégicos de Argentina, México y Colombia.

“Un proveedor estratégico es aquél que comparte nuestros valores y nuestra visión del futuro”, puntualiza Jerome.

Sebastian y Daniela lideran en Medellín, Colombia, Simex, una compañía dedicada a la fabricación de empaques. Simex comenzó como proveedor de la marca de belleza colombiana Vogue hace más de 30 años. Cuando L’Oréal adquirió a Vogue en 2012 se dio a la tarea de involucrar a sus proveedores, como Simex, en la cultura de la compañía y de hacerlos parte de sus objetivos estratégicos. Hoy en día esas relaciones están tomando un paso más allá.

“Creo que es algo en lo que todas las empresas se deben involucrar y es muy bueno porque a veces se limitan a tener una relación muy básica con sus clientes y estos clientes, que como L’Oréal tienen una visión más amplia, nos mueven y nos motivan a ir más allá”, explica Sebastián.

Y es que para L’Oréal involucrar a sus proveedores no se limitará a pedirles que desarrollen un programa de inclusión laboral, sino que la compañía se ha comprometido a acompañarlos durante todo el proceso para juntos conseguir el objetivo.

“L’Oréal siempre ha sido líder, siempre es la referencia y nos entusiasma mucho saber que van a trasmitir ese ‘know how’ a sus proveedores para formar parte del cambio. Es un proyecto muy ambicioso que definitivamente convive con nuestros valores y creemos que en esta región se necesitan más iniciativas así”, concluyen Ivonne y Alex, proveedores estratégicos de L’Oréal desde 1989.

Cada vez más las líneas entre grandes, medianos y pequeños empresarios se difuminan: la realidad es que las relaciones de negocio deben transformarse y sumarse para conseguir un impacto positivo en el mundo, construyendo así un mejor futuro.