¿Qué pasa en China?

L'Oréal se ha comprometido a trabajar junto con las autoridades y científicos en China para que se reconozcan los métodos de prueba alternativos y se permita que la regulación de cosméticos evolucione hacia una eliminación total y definitiva de las pruebas en animales. Así, hoy en día los productos fabricados y vendidos en China llamados "no funcionales", como shampoo, jabón corporal o maquillaje, ya NO son probados en animales. En 2014 inauguramos un Centro Episkin* en Shangai, que nos permite producir pieles reconstruidas. Estas pieles se utilizan para pruebas de seguridad in-vitro que no implican animales y se ponen a disposición de las autoridades chinas. 


*Episkin es un modelo de piel humana reconstruida